Red Federal Afectadxs CONICET

Contra las tijeras de Macri

10 de noviembre de 2017 – Página/12

Acto y declaración de la comunidad académica en rechazo al ajuste.

Organizaciones de docentes, investigadores y estudiantes se manifestaron frente al Congreso “en defensa de la universidad pública y la ciencia”. Reclamaron un aumento presupuestario en 2018. Con el mismo pedido, los rectores iniciaron gestiones en Diputados.

Mientras los rectores universitarios llevaron su reclamo de más fondos a la Cámara de Diputados, docentes, científicos, estudiantes y trabajadores se manifestaron ayer frente al Congreso para rechazar el ajuste previsto en 2018 y exigir una mayor inversión del Estado nacional. “El actual gobierno se apura en bajarles los impuestos a los grupos económicos más concentrados, elimina las retenciones, aumenta las tarifas de los servicios públicos y cuadruplica el pago de intereses de la deuda externa en relación a los que se ‘gasta’ en la universidad”, señalaron en una declaración conjunta las diversas organizaciones convocantes, que también se pronunciaron en contra de la reforma laboral promovida por el oficialismo.

El Poder Ejecutivo, en el proyecto de presupuesto para el año que viene, prevé destinar 95.317 millones de pesos a las universidades públicas nacionales, más otros 5 mil millones a través de programas. Las autoridades académicas, en cambio, solicitan 107 mil millones. Para remarcar la necesidad de esos recursos, los rectores comenzaron a reunirse esta semana con los bloques legislativos (ver aparte).

Las organizaciones de la comunidad universitaria, por su parte, se pronunciaron ayer al mediodía frente al Congreso. Bajo la consigna “En defensa de la universidad pública, la ciencia y la tecnología”, el acto reunió a las federaciones docentes Conadu y Conadu Histórica; los investigadores de ATE-Conicet, Jóvenes científicos precarizados, Científicos y universitarios autoconvocados, y la Red federal de afectados por el ajuste en Conicet; las federaciones estudiantiles de Buenos Aires (FUBA) y La Plata (FULP), así como representantes de alumnos y trabajadores de otras casas de estudios. Es decir, organizaciones conducidas por diferentes sectores políticos que consensuaron una manifestación y una declaración para alertar sobre la caída del financiamiento a la educación.

La declaración comienza advirtiendo sobre el alcance de las reformas anunciadas por el presidente Mauricio Macri tras las elecciones legislativas, en particular su avance sobre derechos adquiridos por los trabajadores. Luego pasa a la cuestión educativa:

  • “La frutilla del postre fue el ataque directo a las universidades públicas, acusadas de ineficientes y de demandar un enorme gasto público. El Presidente no ahorró ‘reformismo’ para las condiciones de vida de los trabajadores activos, pasivos, estudiantes y docentes quienes seríamos por lo tanto responsables de la situación de atraso del país y no quienes la padecemos (…) El presupuesto presentado al Congreso de la Nación para 2018 prevé un recorte de millones de dólares para el financiamiento asignado a las universidades, a la ciencia y a la tecnología. Las y los trabajadores/as de la universidad y la ciencia, así como los estudiantes –indica el texto–, queremos expresar nuestro más enérgico repudio a este ajuste que pretende imponer el gobierno nacional.”
  • Para 2018 –continúa– el gobierno de Cambiemos “pretende ajustar el presupuesto de ciencia y tecnología en más del 20 por ciento respecto del año 2017. En este contexto, el ministro (de Ciencia, Lino) Barañao sigue disminuyendo los ingresos a carrera de investigador. Rechazamos la pretensión del ministro de (Educación, Alejandro) Finocchiaro, por su parte, de avanzar con el Plan Maestro y los operativos Aprender y Enseñar en una verdadera contrarreforma educativa a 100 años de la reforma de Córdoba que alumbró el camino a una universidad estatal, laica, gratuita y científica”.
  • “Seguiremos luchando para defender una ciencia y una universidad comprometidas con los intereses populares. Exigimos un incremento del presupuesto que garantice la continuidad de los programas públicos de investigación y de enseñanza del sistema nacional de ciencia, tecnología y universidad.”

A partir de ese posicionamiento, las organizaciones de universitarios y científicos reclamaron un aumento presupuestario para el sector, mejoras salariales, apertura de paritarias, cumplimiento de los convenios colectivos, “el cese de las políticas que atacan el acceso y la permanencia de los estudiantes”, “un boleto educativo universal y gratuito”, incremento de las becas y comedores, así como “bibliotecas de acceso universal”, entre otras exigencias.

Disponible en:

https://www.pagina12.com.ar/74900-contra-las-tijeras-de-macri

Diputados: piden un informe sobre becarios del CONICET en la provincia

27 de octubre de 2017 – El litoral

La Cámara Baja de la Legislatura aprobó por unanimidad un proyecto de autoría del diputado Jorge Henn que insta al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Ing. Qco. Eduardo Matozo, a elaborar un informe sobre las condiciones laborales en las que se encuentran los becarios del CONICET en la provincia.

El diputado por la UCR-NEO se mostró preocupado por la situación laboral de los becarios que trabajan en la provincia, a raíz de las decisiones políticas que tomó el gobierno nacional con respecto al otorgamiento y continuidad de los programas de becas del CONICET.

En este sentido, Henn elaboró un proyecto para solicitar al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Ing. Qco. Eduardo Matozo, que confeccione un informe donde se constate el estado de cumplimiento del Acta Compromiso firmada por el CONICET y los becarios e investigadores del sector de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y la Asociación de Trabajadores del Estado.

En dicho documento se especifica que el CONICET otorgará prórrogas o becas extraordinarias hasta el 31 de diciembre del 2017 para aquellos postulantes a investigadores que fueron recomendados y no seleccionados. Asimismo, se garantiza que los postulantes restantes continuarán con sus becas hasta su finalización prevista en marzo de 2018.

El exvicegobernador explicó que “Santa Fe es una de las provincias que más institutos de investigación del CONICET tiene, y por lo tanto es sensible a las políticas científicas y de recursos humanos de dicho organismo nacional”.

En este sentido, el legislador argumentó que “el personal científico y tecnológico no se forma de un día para el otro, por lo que la continuidad de los programas estatales son fundamentales. Además la capacitación científica es costosa para el país y no queremos que vuelva a suceder, como ya pasó en épocas pasadas, que nuestros investigadores emigren en busca de mejores horizontes ante la pasividad de las instituciones públicas”.

La iniciativa pretende que el informe incluya la cantidad de investigadores santafesinos que no han podido ingresar o continuar en la carrera de investigador desde 2016 a la fecha.

Para finalizar, Henn argumentó que “debemos defender las políticas públicas porque entendemos que en Argentina las principales inversiones en Ciencia y Tecnología se realizan desde el Estado, sea vía CONICET o Universidades Públicas, y no desde el ámbito privado”.

Nota completa:

http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/158270-diputados-piden-un-informe-sobre-becarios-del-conicet-en-la-provincia-politica.html

Un Plan que no fortalece el trabajo científico

3 de octubre de 2017 – Notas. Periodismo Popular

por Eduardo Porto

La reunión del 3 de octubre entre el Ministerio de Ciencia (MinCyT) y la Red de Afectadxs junto a Sindicatos y organizaciones del sector por el ajuste presupuestario de este año en CONICET terminó con definiciones poco alentadoras para los damnificados. La certeza más contundente es la fecha del próximo encuentro, este viernes.

Desde mayo, el MinCyT entró en un proceso de mediación con las universidades, a través de la Secretaría de Políticas Universitarias, para negociar las demandas de los 498 becarios de revisar las condiciones de acceso a las instituciones académicas, por considerarlas adversas.

Sin embargo, las autoridades de la cartera científica les comunicaron este martes que ambos ministerios, Ciencia y Educación, decidieron rechazar la inclusión de las “adendas” propuestas por los investigadores al Programa que los inserta al ámbito universitario.

El “Programa” forma parte de un convenio entre los ministerios de Ciencia y Educación para negociar la reinserción de los damnificados en el ámbito académico mediante la creación de 410 cargos nivel Jefe de Trabajos Prácticos (JTP), con dedicación exclusiva para investigación.

Las “adendas” son solicitudes de los investigadores para ampararse de recortes presupuestarios; para priorizar su perfil becario cuando renueven el cargo; y para que se equipare el salario con aquel que hubieran percibido si ingresaban a la Carrera de Investigador de CONICET, este año.

La tercera solicitud afecta a 65 de los investigadores, quiénes por poseer una antigüedad por debajo de cinco años, entran al “Programa” con un salario diez mil pesos menor que el de un ingresante al máximo organismo de ciencia del país. Las otras dos contemplan a 410 damnificados.

A pesar de que en las reuniones previas los funcionarios se habían comprometido a analizar estas condiciones, el martes recibieron la noticia por parte del subsecretario de Evaluación Institucional, Lucas Luchilo, que no se incluirían en el acuerdo con las universidades.

Es más, desde la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), confirmaron a Notas la semana pasada, que en la reunión del Consejo Interuniversitario (CIN) que agrupa a rectores de 60 casas de altos estudios, se tratarían las solicitudes, aunque finalmente no se hizo.

La cláusula que habilita a las instituciones académicas a salirse del convenio si hay recorte presupuestario es una de las que más preocupación genera entre quienes quedaron fuera de CONICET el año pasado, a pesar de haber obtenido la doble recomendación del organismo.

Es que la auto-exclusión del acuerdo vulnera directamente la estabilidad laboral y expone a la totalidad de los becarios postdoctorales a quedar sin trabajo.

Hay que recordar que el pedido parte del compromiso asumido en diciembre pasado por el gobierno nacional de elaborar los mecanismos para reinsertarlos en las instituciones del sistema científico, garantizando igualdad de condiciones laborales y salariales.

Ahora bien, la otra de las demandas que finalmente quedaría fuera del acuerdo entre Ciencia y Educación es la que buscaba que sea priorizado el perfil de investigadores con “doble recomendación” del CONICET en los concursos con los que revalidarían los cargos, en 2020.

Nota completa disponible en:

https://notasperiodismopopular.com.ar/2017/10/03/plan-no-fortalece-trabajo-cientifico/

Ciencia fugaz

22 de septiembre de 2017 – TSS

por Nadia Luna

Los científicos y científicas no son cerebros en fuga, son historias de vida que se cruzan con los vaivenes de la Argentina. La ciencia también es política y así lo demostraron las tres tomas del MINCYT, las marchas multitudinarias y la articulación de agrupaciones en todo el país frente al recorte presupuestario. Los logros y las deudas del pasado en ciencia y tecnología, las luchas del presente y los desafíos que plantea un futuro que exige tener memoria.

No al ajuste que quieren Mauricio y Lino Barañao

Queremo’ ingreso, derecho a aguinaldo y aumento de salario

y va creciendo esta lucha en la calle, va creciendo sin parar

vamos todos compañeros a la toma que la vamos a ganar.

 

La canción y el golpeteo de los tambores retumban en la fachada vidriada que vuelve a exhibir la bandera de “ministerio tomado”. No es la misma que colgaron en diciembre. Aquella tenía letras moradas. Hoy el mensaje está escrito en negro. Quizás hayan tirado la pancarta vieja porque pensaron que no volverían a usarla después de firmar el acta-acuerdo y levantar la primera toma.

Es martes 12 de septiembre y cae la noche sobre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

Los científicos que participaron este mediodía de la reunión de la Comisión Mixta de Seguimiento salieron más frustrados que de la anterior. “No nos ofrecen nada, compañeros”. No hizo falta decir más. Las decenas de científicos que estaban en la explanada del ministerio debatían sobre las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri y decidieron ocupar el edificio por tercera vez. Estaban angustiados. En diciembre se les termina la prórroga de la beca y podrían quedar en la calle a pesar de haber sido doblemente recomendados para ingresar a la carrera de investigador del CONICET (CIC).

Son casi quinientos. No los mandaron a lavar los platos como en los noventa: los empujaron a dormir en el ministerio para reclamar el derecho a trabajar en el puesto ganado.

Las bolsas de dormir llenan de colores el pálido hall del MINCYT, desparramadas entre enormes cajas con productos de limpieza e higiene, bolsones de alimentos que les acercan las organizaciones que se solidarizan con el reclamo y la yerba que no puede faltar.

Los científicos ya están craneando el festival “LinoDaLaCara” Fest para el fin de semana y los agentes de seguridad del Ministerio los miran con expresión cansina. Se vienen varias noches de vigilia.

Mientras los afectados de otras provincias vienen en camino, una joven investigadora anuncia por megáfono:

-La toma pacífica del Ministerio se mantiene hasta que nos den una solución.

***

A Rolando García y Manuel Sadosky, decano y vice de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), les costó convencer a las autoridades del CONICET para que invirtieran dinero en informática, una ciencia incipiente en la década de los sesenta.

Se salieron con la suya y formaron a un puñado de destacados profesionales. Uno de ellos fue Jorge Aguirre, quien tuvo el desafío de trabajar con Clementina, la primera computadora científica que llegó a América Latina. Tenía 50.000 veces el tamaño de una PC actual.

En 1966, con el dictador Juan Carlos Onganía en el poder, sobrevino la Noche de los Bastones Largos y la policía irrumpió en la UBA. Cuando llegó al despacho de García y Sadosky, el primero, sin inmutarse, le espetó a uno de los oficiales: “¿Cómo se atreve a cometer este atropello?”. La respuesta fue un bastonazo en la cabeza.

 

Nota completa disponible:

Ciencia fugaz

La traición de Lino Barañao a la ciencia

20 de septiembre de 2017 – Nuestras voces

por Ulises Rodríguez

Desde que Cambiemos llegó al gobierno se redujo en más del 30% del presupuesto para la Ciencia. Se recortaron becas, subsidios para investigaciones y se excluyeron proyectos de investigación. Barañao se comprometió a reincorporar a científicos despedidos y nunca lo hizo. Por eso el Ministerio de Ciencia y Tecnología estuvo tomado desde el sábado, abierto a los vecinos y familiares de los afectados. El ministro Barañao ahora dice que va a “negociar” y se levantó la toma temporariamente. ¿Será así? Faltan incorporar 500 investigadores que en 2016 superaron las pruebas.

 

Nota completa:

La traición de Lino Barañao a la ciencia

Colchones, átomos y un esqueleto llamado “Lucy”

19 de septiembre de 2017-Infobae

por Juan Piscetta

Los investigadores continuaron este fin de semana con la ocupación del Ministerio de Ciencia y Técnica, donde pernoctaron y realizaron actividades culturales y educativas por los 498 becarios sin continuidad en el organismo. Con el diálogo roto, Barañao participó del timbreo de Cambiemos.

En medio de la campaña electoral, en la que este sábado se sumó el ministro de Ciencia Lino Barañao a los timbreos de Cambiemos, los investigadores despedidos del Conicet anunciarán este lunes a las 11:30 nuevas medidas de fuerza para reclamar por 498 despidos, en una profundización del conflicto que amenaza con extenderse más allá del organismo y que genera preocupación entre las autoridades.

Desde el martes pasado, los investigadores del principal instituto de ciencia estatal ocupan la sede del Ministerio de Ciencia y Técnica (Mincyt), ubicado en Godoy Cruz 2320, en el barrio de Palermo. Allí pernoctan sobre colchones inflables y bolsas de dormir, mientras que durante el día realizan actividades diarias entre mates y bajo la vigilancia del personal de seguridad. “Venimos de nueves meses sin respuesta, esperamos que Barañao nos reciba para reabrir la negociación”, explicó Lucía Maffei, becaria postdoctoral y miembro de Jóvenes Científicos Precarizados (JCP).

La explanada del Polo Científico, donde se ubican las oficinas del Conicet, se convirtió el domingo en el escenario de una jornada cultural y educativa, en la que los becarios expusieron sus investigaciones y descubrimientos ante una concurrencia de más de 1.000 personas, cuya atención cada tanto se veía interrumpida por bocinazos de autos en un gesto de simpatía hacia los científicos. Además, hubo charlas sobre el conflicto en torno a la energía nuclear en Río Negro y el “desmantelamiento” del Instituto Antártico en la Ciudad -el primero del mundo-, proyección de películas y un partido de fútbol mixto.

Durante la feria científica, tres jóvenes biólogos colgaron un cartel con la imagen de un esqueleto que rezaba: “Soy Lucy, no al ajuste en el Mincyt“. Ellos se dedican a estudiar cómo los cambios en el ambiente pueden incidir en el desarrollo de plagas y en la resistencia de los organismos vivos a las enfermedades. En otras mesas, los chicos fueron los protagonistas con distintos juegos. Aprendieron experimentos caseros bajo la asistencia de un químico, se enteraron sobre el impacto del movimiento de la tierra sobre los glaciares y el cambio climático, y conocieron la importancia de la bioquímica para prevenir el cáncer.

El sábado se realizó el festival denominado #LinoDaLaCaraFest, que convocó a bandas y centenares de personas durante toda la jornada. En paralelo,  el conflicto se expandió también en el interior del país, con la toma de las sedes regionales del Conicet en Ushuaia y Mendoza, a la vez que en muchas provincias del país se siguen desarrollando movilizaciones y asambleas. En las últimas horas, científicos despedidos de varias provincias viajaron a Buenos Aires para participar de la conferencia de prensa convocada para este lunes.

Nota completa:

http://www.infobae.com/politica/2017/09/18/colchones-atomos-y-un-esqueleto-llamado-lucy-asi-crece-el-conflicto-por-los-despidos-en-el-conicet/